Yoga en el embarazo, Ashtanga Yoga

Yoga en el embarazo

Beneficios del yoga en el embarazo

El artículo, al igual que el libro, se divide en el primer trimestre, el segundo, el tercero y la recuperación. Cada sección contiene 8 posturas de yoga extraídas de Your Strong, Sexy Pregnancy. El libro en sí tiene más de 100 posturas que son mucho más detalladas. Este artículo sólo ofrece un fragmento del libro.
En su libro, Desi afirma que durante el embarazo, cada día es una aventura. Los cambios en tu cuerpo, tu mente y tus emociones pueden ocurrir a diario. La información es poderosa y resulta útil conocer los enormes cambios que se producen en tu cuerpo durante el primer trimestre. No hay dos embarazos iguales, ni siquiera para la misma madre, pero hay algunos temas comunes durante cada trimestre.
La fatiga suele estar presente durante este periodo debido a todos los cambios físicos que se producen en tu cuerpo. Integrar algunas técnicas sencillas de resistencia puede ayudar a aliviar la fatiga. A algunas mamás les puede parecer contradictorio hacer ejercicio cuando están fatigadas, pero un poco de ejercicio suave puede ayudar a aumentar su energía.

Clases de yoga prenatal

El yoga prenatal es una forma estupenda de mantenerse activa durante el embarazo. Es suave y de bajo impacto, y ofrece beneficios físicos y mentales. Siga leyendo para saber más sobre esta forma de ejercicio durante el embarazo, incluyendo qué posturas son seguras durante el embarazo y cómo empezar a practicar yoga prenatal.
Karisa Ding es una escritora y editora de salud independiente con experiencia en contenidos sobre preconcepción, embarazo y crianza. Madre de dos hijos, Ding disfruta apoyando a los nuevos y futuros padres proporcionándoles la información que necesitan para el viaje que les cambiará la vida. Ding vive en San Francisco con su familia.

Yoga para embarazadas en línea

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Tu cuerpo no es el mismo cuando llevas un niño en desarrollo. Sus órganos internos se desplazan y se aprietan para hacer sitio a su útero en crecimiento. Además, el cóctel de hormonas que corre por su sangre hace que su cuerpo sienta y reaccione de forma muy diferente a la que está acostumbrada.
Es importante tener en cuenta tanto tu propia seguridad como la de tu bebé en crecimiento a la hora de practicar yoga. Afortunadamente, es totalmente posible seguir practicando yoga durante el embarazo, con algunas modificaciones clave.
Si ya tienes una práctica de yoga establecida, no tienes que abandonarla por completo cuando te quedes embarazada. Muchas posturas son seguras, mientras que otras deben modificarse u omitirse. Es una buena idea informar a tu instructor de que estás embarazada.

Cuándo empezar el yoga prenatal

Estaba muy ilusionada por continuar con mi práctica durante todo el embarazo. No quería pasar directamente a las clases tradicionales de yoga prenatal y supuse que, dado que el yoga es de tan bajo impacto y modificable para diferentes niveles de condición física, no tendría que cambiar demasiado para seguir con mis clases habituales.
Cuando la clase hacía ejercicios de abdominales o cualquier cosa con la barriga hacia abajo, miraba a mi alrededor de forma incómoda y luego me sentaba de nuevo en la postura del niño. Cuando todo el mundo se giraba en un ángulo lateral o en una postura de silla retorcida, me quedaba paralizada en la postura en la que estaba. Al principio, cuando aún no estaba muy avanzada y apenas se me notaba, me sentía aún más fuera de lugar cuando las compañeras me miraban extrañadas preguntándose por qué estaba tan desubicada.
Para la serie de ejercicios prenatales de esta semana, me he unido a mi amiga, la encantadora instructora de yoga Shayla Quinn, para compartir con vosotros seis de las principales posturas de yoga que hay que evitar durante el embarazo y lo que podéis hacer en su lugar.
En cuanto veas un bulto, o más allá del primer trimestre, debes dejar de hacer ejercicios que requieran que te gires a lo largo de la línea media. El bebé está tratando de crecer ahí y no quieres obstaculizar su espacio.