Yoga para embarazadas segundo trimestre, Ashtanga Yoga

Yoga para embarazadas segundo trimestre

Posturas de yoga para embarazadas en el segundo trimestre

Has superado el primer trimestre y estás en el segundo tramo de tu embarazo. Ahora, que tu cuerpo empieza a cambiar puede que te preguntes cuáles son las mejores posturas de yoga para el segundo trimestre.
El segundo trimestre, sin embargo, es un momento excelente para que retomes o aproveches al máximo tu práctica de yoga. Tu vientre está creciendo pero aún no es lo suficientemente grande como para obstaculizar tu capacidad de moverte libremente. También es probable que tengas más energía que en el primer trimestre y más de la que probablemente tendrás en el tercero.
Si eres nueva en esto del yoga, también es un buen punto de partida. Lo mejor es que optes por las clases de yoga prenatal. Si no las tienes a tu alcance, puedes hacer yoga normal durante el embarazo. Sin embargo, lo mejor es que optes por estilos de yoga suaves, como el Hatha.
Tus pechos ya no te dolerán, pero seguirán creciendo a medida que tus glándulas mamarias se amplíen y tus pechos depositen tejido graso para prepararse para la lactancia. Puedes invertir en algunos sujetadores de maternidad y deportivos con tirantes anchos si aún no lo has hecho. Te resultarán más cómodos y te proporcionarán más sujeción.

33:4230 minutos de alo yoga prenatal por la mañana con andrea bogartalo yogayoutube – 8 jun 2017

Es posible que respires un enorme suspiro de alivio una vez que llegues al segundo trimestre de tu embarazo. En este momento, la mayoría de las náuseas matutinas se han desvanecido, puedes sentirte menos cansada y tu vientre empieza a mostrar la presencia de la vida que crece dentro de ti. La profesora de yoga prenatal Allie Lindenmuth comparte algunas posturas de yoga sencillas que pueden ayudarte a navegar por los increíbles cambios que estás experimentando.
Busca un asiento cómodo en el suelo o sobre una manta o un cojín. Empieza con la espinilla derecha paralela a la parte superior de la esterilla. Coloca el tobillo izquierdo delante del tobillo derecho. Lleva la mano izquierda al tobillo izquierdo y la derecha detrás de la cadera derecha en el suelo. Gira suavemente el torso hacia la derecha.  Cambia de lado cuando estés lista.  Los giros profundos deben evitarse durante el embarazo, pero los giros abiertos como esta postura pueden ser muy útiles.
Empieza con las manos y las rodillas, con los dedos de los pies recogidos o sin recoger. Utiliza una manta bajo las rodillas si están sensibles. También puedes colocar bloques (no mostrados) bajo las palmas de las manos para aliviar un poco las muñecas.  Al exhalar, redondea la columna vertebral como se muestra, llevando la barbilla hacia el pecho.  En la inhalación, tira del pecho hacia delante mientras abres el vientre hacia el suelo y abrazas los muslos entre sí. Puedes explorar los movimientos laterales del cuerpo y/o crear figuras de ochos moviendo las caderas en círculos y de lado a lado. Juega con la forma durante 1 o 2 minutos.

Yoga prenatal

La mayoría de las clases de yoga comienzan con una sesión de calentamiento para estirar la espalda, los brazos y las piernas. Después, las posturas le ayudarán a aumentar su fuerza y resistencia. Las clases suelen terminar con una sesión de relajación o meditación guiada que te ayudará a relajarte y sentirte renovada. La mayoría de las clases de yoga duran unos 90 minutos. ¿Cuáles son los beneficios del yoga? Si lo practicas con regularidad, el yoga es una excelente manera de mejorar tu bienestar físico, mental y emocional. Las posturas pueden ayudarte a:Nunca he hecho yoga. ¿Puedo empezar durante el embarazo? El embarazo es un momento ideal para empezar a practicar yoga. Las posturas para principiantes son más sencillas de lo que la mayoría de la gente imagina, y además conocerás a otras futuras mamás en tus clases.
Empezarás de forma suave y lenta. Tu instructor modificará las posturas para que se adapten a tu estado de embarazo. Escucha a tu instructor y presta atención a lo que te dice tu cuerpo. Las posturas de yoga suelen estar diseñadas para estirar, no para forzar. Pero si sientes algún dolor o molestia, deja de hacer lo que estás haciendo.

11:00prenatal yoga para principiantes (10 minutos de yoga) seguro para todas …sarahbethyogayoutube – 5 feb 2018

El yoga y el pilates para embarazadas proporcionan ejercicios específicos que pueden ayudar con el estiramiento, la flexibilidad y el desarrollo de la fuerza muscular. Se recomienda que la construcción de fuerza para las mujeres embarazadas incluya todos los grupos musculares principales.
Tanto el yoga como el pilates utilizan la respiración enfocada y la atención plena, que han demostrado mejorar la salud mental al reducir el estrés, disminuir los síntomas de ansiedad y depresión, mejorar el estado de ánimo y promover la relajación.
El yoga también puede reducir el dolor lumbar, dependiendo del tipo de dolor que se tenga. Si tienes dolor de espalda, es mejor que lo consultes con tu fisioterapeuta o médico y se lo comuniques a tu instructor de yoga o pilates.
Las clases de yoga y pilates especialmente diseñadas para el embarazo suelen incluir ejercicios para el suelo pélvico. Estos ejercicios ayudan a fortalecer y tonificar los músculos que sostienen el suelo pélvico, lo que puede impedir las pérdidas accidentales de orina durante el embarazo o después del nacimiento del bebé.
Asegúrate de que tu sesión de yoga o pilates no incluya movimientos que puedan provocar fuertes golpes a tu bebé, que te hagan saltar y rebotar mucho, que te hagan cambiar de dirección repentinamente o que te hagan caer.